Equipa UAT laboratorio de cromatografía biomédica

Equipa UAT laboratorio de cromatografía biomédica

Al fortalecer proyectos de investigación en el área de la salud, la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) adquirió recientemente un Cromatógrafo de Alta Resolución y un Vaporizador para el Laboratorio de Cromatografía Biomédica de la Unidad Académica Multidisciplinaria Reynosa-Aztlán (UAMRA).

El equipamiento del laboratorio, creado recientemente con apoyo de la administración del Rector Enrique Etienne Pérez del Río y la direccion de la UAMRA, a cargo de su titular, Rosa Issel Acosta González, apoyará proyectos que desarrolla el Cuerpo Académico de la Salud; así como la formación de alumnos de Maestría en Análisis Clínicos y de la Licenciatura de Químico Farmacéutico Biólogo.

La responsable del laboratorio, Doctora en Ciencias, Enriqueta Muñoz Islas, destacó en entrevista que este equipamiento apoyará líneas de investigación del Cuerpo Académico, entre estas, las que tiene a su cargo y que están enfocadas al estudio de la preeclampsia y la diabetes gestacional, que causan la muerte a nivel de la madre y el feto.

“Me interesa conocer principalmente los mecanismos de acción por los cuales algunos tratamientos están actuando o las fisiopatologías de estas enfermedades, porque hay muy poco descrito”, comentó la Especialista en Farmacología y Terapéutica Experimental.

“Y con ayuda de estos equipos podemos determinar algunos metabolitos que pudieran estar presentes en este tipo de enfermedades y que de igual manera no estén determinados”.

La Doctora Muñoz Islas, Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) Nivel I, explicó que en el laboratorio se enfocan al estudio de nuevas sustancias con actividad terapéutica o con posible actividad terapéutica.

“Y además para determinar posibles moléculas que puedan estar interviniendo o liberándose en procesos, de algunas enfermedades crónicas degenerativas, que en nuestro caso nos interesa, como diabetes gestacional y preeclampsia”.

Explicó que el Cromatógrafo, adquirido por un proyecto de financiamiento auspiciado por el CONACYT, permitirá hacer estudios de cromatografía de líquidos para la separación, el conocimiento y determinación, si existe por ejemplo, de alguna sustancia de adicción en el flujo biológico; determinar algún componente de alimentos, pesticidas o diversas sustancias que interese conocer, aislar y determinar, ya sea con alguna actividad terapéutica o lo que se conoce como un “screening terapéutico”.

Y el Vaporizador, adquirido con financiamiento de la UAT, sirve para extraer ciertas sustancias o extractos de origen vegetal “se extrae la parte importante o la sustancia química derivada de una planta, para poder después aislarla; y por medio de otros modelos poder determinar si esa sustancia que contiene la planta tiene efectivamente alguna actividad terapéutica”, añadió.

Refirió también proyectos, como el que encabeza su colega en el Cuerpo Académico de la Salud, el Doctor Juan Miguel Jiménez Andrade, un estudio sobre marcadores que pudieran estar involucrados en los procesos de reabsorción ósea; además de otros proyectos conjuntos.