Llaman expertos a fortalecer las familias.

Llaman expertos a fortalecer las familias.

Para mitigar el impacto de la violencia en los niños.

Por: Eduardo Castillo Mtz.

Mientras los padres de familia piden más instrumentos de seguridad en las escuelas y los legisladores analizan la manera de endurecer los mecanismos de vigilancia a los menores, expertos en psicología, plantean la necesidad de fomentar una cultura de paz, para evitar más situaciones de riesgo en las instituciones educativas.

Todas estas posturas, surgen a raíz de que un alumno de la Escuela Primaria Altair Tejeda de Tamez de Ciudad Victoria, tuvo la idea de introducir una pistola de diábolos al plantel. Inicialmente se reportó que había disparado contra un maestro, hecho que fue herméticamente resguardado y al día siguiente negado por las autoridades escolares.

El suceso conmocionó a la sociedad victorense, pues algunas voces lo consideraron como un reflejo de la violencia que se vive en muchas esferas de la sociedad.

A este respecto, la Doctora en Psicología por la Universidad de Sevilla y líder del Cuerpo Académico de Estudios de Psicología de la UAT,  Luz Adriana Orozco Ramírez, refirió que es necesario trabajar con las familias y fortalecer una cultura de paz.

Dijo que son muchos los canales por los que nos llega la cultura de la violencia, situación que ha creado ansiedad y estrés en la población, pero además, ese contexto ha creado un patrón de imitación en los niños.

“Una de las cosas es que los niños tienen un aprendizaje vicario, lo que observan o lo que ven son modelos que se repiten, si entonces… Si los niños están en un contexto de cierta violencia, normalizan esa violencia y la empiezan a generar en otras áreas como la escuela, como con sus amigos, porque no conocen otro tipo de contexto diferente o interacciones…”.

“No tienen conductas pro sociales, no son empáticos, porque realmente lo único que viven son estas situaciones de agresión, entonces lo único que hacen es defenderse y a veces actuar de la misma forma que se les enseña en su contexto, el más básico pues su familia”, puntualiza.

Habiendo realizado estudios como parte de la Red Violencia y Salud, en coordinación con la Universidad de Ciudad Juárez, Hidalgo, Morelos, Orozco Ramírez, detalla que actualmente la investigación del impacto de la violencia en la sociedad gira en torno a acciones como: los proyectos de comunidades resilientes. Concepto que se describe como la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas.

“Lo que pretendemos no es normalizar la violencia, ni tampoco alarmarnos por una situación que muchas veces no está en nuestras manos, más bien, trabajar con la comunidad en comunidades resilientes, es decir, sacar factores positivos para poder enfrentar estas situaciones adversas”, concluyó.