Virales

Conoce a VIPER, el carro que buscará agua en la Luna

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) prepara un robot móvil para enviarlo Polo Sur de la Luna; esto con el fin de obtener una vista de cerca de la ubicación y concentración de hielo de agua en la región y, por primera vez, muestrear la materia.

Este móvil tiene el tamaño de un carrito de golf, y su nombre es Volatiles Investigating Polar Exploration Rover, mejor conocido como “VIPER”.

“VIPER” complementa las actividades del programa Artemis, en el cual una mujer y un hombre aterrizarán en este satélite en el año 2024.

Este carro recorrerá varias millas, utilizando sus cuatro instrumentos científicos, incluido un taladro de un metro, para muestrear diversos entornos del suelo.

Su alunizaje está planeado para diciembre de 2022, y recopilará en aproximadamente 100 días datos que se utilizarán para informar los primeros mapas mundiales de recursos hídricos de la Luna.

En 2009, la NASA estrelló un cohete contra un gran cráter cerca del Polo Sur y detectó directamente la presencia de hielo de agua.

Los datos de esta misión y otros orbitadores han confirmado que la Luna tiene reservorios de hielo de agua, que potencialmente ascienden a millones de toneladas.

Según los científicos, ahora necesitamos comprender la ubicación y naturaleza del agua, y otros recursos potencialmente accesibles para ayudar a planificar cómo extraerlo y recolectarlo.

Así será la labor de VIPER en la Luna

VIPER nos dirá qué lugares tienen las concentraciones más altas y qué tan profundo debajo de la superficie debe ir para obtener acceso al agua”. Anthony Colaprete, científico del proyecto 

Para desentrañar los misterios del Polo Sur de la Luna, el vehículo recolectará datos sobre diferentes tipos de ambientes del suelo afectados por la luz y la temperatura, aquellos en completa oscuridad, luz ocasional y luz solar directa.

Al recopilar datos sobre la cantidad de agua y otros materiales en cada uno, la NASA puede mapear dónde más es probable que el agua se encuentre en la Luna.

A medida que VIPER atraviese la superficie detectará áreas “húmedas” debajo de la superficie para una mayor investigación. Luego se detendrá y desplegará un taladro para desenterrar esquejes de suelo de hasta un metro debajo de la superficie.

Estas muestras de perforación serán analizadas por dos instrumentos:

El espectrómetro de masas, que observa operaciones lunares

El espectrómetro de volátiles de infrarrojo cercano, que determinará la composición y concentración de los recursos potencialmente accesibles.

 

 

 

AGENCIAS