El mandatario detalla que mañana firmará el documento reformar la Constitución; la mandará al Congreso; sólo Donald Trump gana más que el presidente de la SCJN, afirma

l presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que este miércoles enviará al Congreso de la Unión la iniciativa de ley que cancelará definitivamente la Reforma Educativa, aprobada en el sexenio anterior.

El anuncio fue hecho por el jefe del Ejecutivo federal este martes durante la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

Mañana quiero presentarles la iniciativa que vamos a enviar al Congreso para cancelar la mal llamada Reforma Educativa y proponerle los cambios al artículo tercero constitucional para garantizar el derecho a la educación y sobre todo la educación gratuita y de calidad en todos los niveles de escolaridad”, informó.

El mandatario destacó los ejes principales de la iniciativa que hará llegar a los legisladores y que, de acuerdo con lo señalado en días pasados por el titular de la Secretaría de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, dejará de ver la evaluación a los docentes como una medida punitiva y se utilizará para eficientar la capacitación y profesionalización.

“Vamos a dar toda la información acerca del nuevo programa educativo que contempla dos cosas:  primero, que nadie se quede sin el derecho de estudiar, que se garantice el derecho de todos los mexicanos al estudio y segundo, que la educación que se imparta sea educación de calidad”, explicó el presidente.

“Mañana voy aquí a firmarla y mañana mismo se envía al congreso”, detalló López Obrador al señalar que aún no decide a cuál de las dos Cámaras que componen el Congreso se hará llegar.

 

Minutos antes, el presidente de la República también anunció que será el sábado 15 de diciembre cuando envíe la propuesta de presupuesto para el 2019 a la Cámara de Diputados.

Al abordar ese tema, volvió a referirse a los elevados sueldos de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y personal de juzgados y tribunales, quienes se manifestaron en contra de reducir sustancialmente sus percepciones.

El presidente aclaró que dicha propuesta no es nueva ni se le ocurrió recientemente, pues lleva años denunciando que los ministros de la Corte son los mejores pagados del mundo y no puede permitirse que unos sí acaten la ley y otros no.

“No es un asunto de negociación, sino de principios”, remarcó al defender la Ley Federal De Remuneraciones que establece que ningún servidor público puede ganar más que el presidente de la República.

Incluso dijo que la Corte debería llamarse Suprema Corte de la Ley, porque las decisiones no van acompañadas de la justicia.

“Dicen que no es cierto que ganen 600 mil pesos mensuales los ministros, pero tengo la información, es cosa de verla en el presupuesto: son 7 millones de pesos al año el sueldo bruto más otras prestaciones que no están ahí indicadas, pero, si no son 600 mil son 500 mil y no tengo la menor duda de que son los servidores públicos mejor pagados del mundo; solamente Donald Trump gana más que el presidente, con todo respeto, de la Suprema Corte y hay datos sobre esto”, enfatizó el presidente.

 

Aclaró que es bienvenido el debate, el derecho a disentir y precisó que sí estará presente en el informe de labores que ofrecerá el presidente de la Corte, Luis María Aguilaresta semana.

El presidente López Obrador sostuvo que desde su campaña prometió acabar con los privilegios como las pensiones a los expresidentes de México y vender el avión presidencial, ambos compromisos que, dijo, “ya fueron cumplidos”.

 

DESCARTA VIAJE A EU

En sesión de preguntas y respuestas, el presidente fue cuestionado respecto a la posibilidad de viajar a Estados Unidos para encontrarse con su homólogo Donald Trump o bien, invitar a México al presidente estadounidense en el marco de la propuesta del acuerdo de inversión que pretende frenar la migración desordenada de Centroamérica al norte del continente.

El presidente de México descartó viajar a Estados Unidos en el futuro cercano.

Aclaró que ya le fue presentada la propuesta de inversión a Trump y que en caso de alcanzar un acuerdo en esa materia, sí vería posible su traslado a los Estados Unidos para poder firmar un eventual acuerdo de inversión entre empresas y gobiernos de Canadá, el vecino país, México y de gobiernos centroamericanos para enfrentar el fenómeno migratorio.

“Es la diplomacia la encargada de esta tarea (…) no tengo pensado salir del país, estamos trabajando más en el inicio de la transformación, en el inicio de los programas, el que no nos detengamos en llevar a cambio los cambios que prometimos y quiero estar más tiempo aquí; desde luego si fuese necesario, si se tratara de la firma de un convenio para este propósito (…) estoy yo dispuesto a viajar”, indicó el presidente.