UAT

Estudian en la UAT propiedades medicinales de plantas de la región

Analizan especies como la “cola de caballo” y la magnolia.

Especialistas de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) realizarán un proyecto para analizar las propiedades medicinales de dos especies de plantas de la región: la cola de caballo y la magnolia.

Se busca determinar las sustancias activas que podrían tener propiedades que impacten positivamente en el tratamiento de diversos padecimientos, sostuvo el experto en Farmacología, Dr. Fabián Eliseo Olazarán Santibáñez, investigador del Instituto de Ecología Aplicada (IEA) de la UAT.

Comentó que el proyecto es para un año, y fue aprobado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), tras agregar que la intención es comprobar científicamente las propiedades medicinales que se le atañen a las dos especies de plantas.

“Estoy trabajando con un proyecto relacionado con plantas medicinales de Tamaulipas, me lo aprobaron, para investigar tanto la actividad antitumoral como de la actividad antibacteriana, estoy trabajando con Equisetum arvense o cola de caballo que es una especie de arbusto perteneciente a la familia de las equisetáceas y con magnolia, ambas especies se encuentran en la región y son utilizadas en medicina tradicional”, indicó.

Explicó que la cola de caballo es una especie común en la región, que se encuentra normalmente en las orillas de los ríos, “y en Victoria hay una gran cantidad, es usada para el tratamiento de problemas renales y queremos explorar otras áreas donde posiblemente también tenga impacto”.

“Lo estamos probando como anti fúngico (o antimicótico, toda sustancia que tiene la capacidad de evitar el crecimiento de algunos tipos de hongos), antibacteriano, también lo queremos evaluar como antitumoral”, señaló.

Describió que actualmente hicieron la colecta de la especie, así como la maceración; “hicimos un estudio preliminar que se presentó en el 51 Congreso de Bioquímica celebrado en Ixtapa, Zihuatanejo, se presentó un poster relacionado con este trabajo”.

“Queremos tener el sustento científico de aquellas plantas, en este caso Equisetum, que puedan darle la validez internacional a las propiedades medicinales. Y la investigación que se hace tiene ese fin, buscar nuevas alternativas terapéuticas, ya que en otros países se ha reportado, que esta planta tiene actividad antidiurética, antioxidante, antitumoral, antibacteriano; la usan además para la hipertensión, entonces queremos explorar todas esas posibles actividades que se mencionan”, subrayó.

En el caso de la Magnolia, añadió que el estudio se va realizar en la Reserva de la Biosfera El Cielo, “porque esa planta tiene grandes propiedades farmacológicas, y se trata de buscar resultados de impacto científico y para la sociedad. Hay personas que dicen que la han utilizado como agente antitumoral, y hay que comprobar eso, para descartar o evidenciar dicha actividad”, concluyó.