Virales

Harta de ser abusada, lo descuartiza y le da el pene a los perros

El crimen sacudió a una aldea ubicada al norte de Ucrania. La mujer confesó que fue la única salida que encontró.

La mujer, de 48 años de edad, vive en un lugar conocido como la “aldea de Obariv” que queda al norte del país ucraniano.

María confesó que cansada de los malos tratos, asfixió, decapitó y le cortó los genitales a su marido. Luego se lo dio de comer a los perros.

Élla fue detenida después de cometer el acto y admitió que lo hizo pero que sufrió violencia doméstica durante muchos años y asesinó a su esposo para poner fin a esos abusos porque encontró esa opción como la única salida.

Según relatan los medios locales, el hombre llegó a su domicilio luego de cumplir con su turno nocturno. Oleksandr, la víctima, se dirigió a la cama y se quedó profundamente dormido. Fue entonces cuando María lo ahorcó con sus propias manos hasta matarlo.

Pero su crimen recién comenzaba: tomó una hacha y lo decapitó. Luego la mujer agarró un cuchillo de cocina y decidió cortar los genitales para después dárselos de comer a sus perros. Si bien María quería seguir desmembrando el cuerpo, comenzó a sentir náuseas y decidió salir a la calle para pedir ayuda.

Fue en ese momento que, totalmente ensangrentada, se topó con una vecina, identificada como Nadezhda Opanasiuk, a quien le confesó su delito. La señora no le creyó en un primer momento y pidió entrar para ver si el esposo de María necesitaba ayuda. Sin embargo, se topó con el horror.

Cuando la policía llegó, María confesó su delito con detalles, pero justificó sus acciones señalando que había sufrido años de abusos. Los maltratos fueron confirmados por sus vecinos, quienes dijeron que muchas veces vieron a su marido golpeándola y persiguiéndola con una hacha. Sin embargo, no hay denuncias hechas.

El hijo en común de la pareja, de nombre Viktor, lamentó los hechos y dijo que no quiere volver a ver a su madre. María fue detenida, acusada de asesinato y de ser hallada culpable podría ser condenada hasta a 15 años en prisión.

 

 

 

AGENCIAS