Nacional

Jóvenes se alejan de drogas y delincuencia gracias a K-pop

Es el género favorito en la Ciudad de México para montar coreografías; ensayan los lunes, miércoles, viernes y sábados

CIUDAD DE MÉXICO

El k-pop coreano crece en el gusto de los jóvenes mexicanos, que ven en el dance cover callejero o urbano una oportunidad para el crecimiento personal, así como para alejarse de los vicios y la delincuencia.

Durante un recorrido por avenida De La República cercana al Monumento a la Revolución, en esta ciudad, se observó a grupos de jóvenes que, según dijeron, se reúnen cada tarde para ensayar las coreografías de sus grupos musicales coreanos favoritos como Red Velvet, Exo y Black Pink.

Roberto Alonso, Marco Martínez, Joel González y Osvaldo Romero, quienes practican el dance cover desde hace dos años, coincidieron en que bailar les brinda beneficios.

“Logramos amistades, nos lleva a ocuparnos, a romper con la ociosidad y a alejarnos de las drogas o el vandalismo; nuestro tiempo lo empleamos para cuidar nuestro cuerpo, acondicionarlo y a vivir la vida”, indicó.

En tanto Marco Martínez indicó que el baile impacta en un mejor estado de salud, de amigos y de seguridad.

“Conocemos a personas de otros países y practicamos todos los géneros musicales que vienen del extranjero, como ahora sucede con el K-pop coreano”.

A su vez Joel González mencionó que esa práctica los ha hecho crecer y se han atrevido a expresar y decir lo que sienten y piensan. Roberto Alonso abundó que además del baile se aplican en sus respectivas carreras universitarias.

Al igual que el baile, a los jóvenes les apasiona la música, que consideran  esencial de sus vidas, por lo que ensayan los lunes, miércoles, viernes y sábados, siendo estos últimos los más concurridos.

Otro ejemplo de cómo los jóvenes se apropian de calles para ganar espacios de esparcimiento y cultura son las integrantes de Golden Girls quienes buscan entrar a una competencia de coreografías para ganarse un viaje a Corea del Sur.

“El baile para nosotras es la mejor forma de hacer ejercicio, tener condición física y una buena salud al liberarnos del estrés”, explicó Naguibe Flores Fuentes.

Señaló que bailar en la calle en grupo les brinda seguridad en sus personalidades.

“Montamos coreografías de los grupos coreanos y para ello nos reunimos a practicar dance cover, como le llamamos, además de ir inventando nuestros propios pasos”.

Por su parte Berenice Rodríguez expuso que las chicas o chicos que quieran sumarse a su grupo sólo tienen que cumplir con los requisitos de puntualidad y compromiso con el baile.

“Que sientan pasión por lo que hacen, en este caso el baile, y para ello pueden buscarnos en las redes sociales como Golden Girls, queremos que nuestro grupo sea más grande”.

Para Iliana López Ochoa y Liset Montalvo, integrantes del grupo Dance Perfect, la música coreana es el motivo de sus reuniones para divertirse y encontrar puntos de esparcimiento.

“Cada una tiene sus propias actividades desde carreras universitarias o empleos y venimos a estas sesiones de coreografías callejeras para relajarnos, divertirnos y hacer amistades”, explicó López Ochoa.

En Dance Perfect cada integrante propone una coreografía y su propia melodía.

“Aunque todas bailamos lo que se ponga y somos tan dedicadas que hasta hemos entrado en varios concursos”, detalló.

“Estar en el escenario es adrenalina pura al sentir el aplauso de la gente y nuestro principio es el compromiso con el baile”.

Los grupos que practican la coreografía de calle o dance cover distribuidos en el Monumento a la Revolución, la explanada de la Biblioteca José Vasconcelos y los espacios de los juzgados frente a la Alameda Central, superan en algunos casos los 150 integrantes.