UAT

Lo bueno y lo malo de vender en redes sociales

Por: Eduardo Castillo Mtz.

Vender en Facebook o a través de otras plataformas virtuales, básicamente es abonar a la ilegalidad, cuando no se cumple con los estándares elementales de una empresa formal, y en este sentido, expertos afirman que las comunidades internacionales ya afinan esquemas para requisar y formalizar este tipo de intercambios de mercancías.

Al respecto la investigadora del Cuerpo Académico Estrategias para el Desarrollo Regional de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), Dra. Yesenia Sánchez Tovar, mencionó que actualmente la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) no tiene injerencia en este tipo de actividades en internet, debido a las normas comunitarias de las redes sociales, “pero el día que Facebook y las otras plataformas empiecen a ser requeridas en cuanto a la información, ahí si las cosas pueden cambiar”.

Explicó que los problemas para los negocios formales e informales no son solo de impuestos, ya que al no atender las dinámicas de consumo actuales, terminan por no subsistir ni un año.

“El grave problema y que no vemos, es que la mayoría de los negocios formales aproximadamente sobreviven a una etapa de madurez el 60%, quiere decir que el resto tuvo que cerrar… Viéndolo desde una situación local, notas que es el mismo empresario abre un negocio seis meses, y no le funcionó, abre otro nuevo negocio, y no se da cuenta que no se debe a que sea un mal producto, sino tal vez a una mala planeación de su negocio”, apuntó.

Respecto al comercio informal en línea, señaló que se genera un fenómeno de perspectiva, ya que los usuarios o vendedores, ven la actividad solo desde el punto de vista de redes sociales, “como se utilizan la redes sociales como medio de comerciar para el público en general…”.

“Una persona dice es que me voy a dedicar a la venta de tal producto y quiere utilizar plataformas… Tratando de evadir esta situación de una regulación, la situación también está, en que lo ven de manera momentánea, no son capaces de planear a largo plazo…”.

“El ejemplo de quien vende ropa en Facebook, y no sabe el costo real del producto, y se debe a la falta de formación, tampoco  estamos diciendo que una persona necesite un título universitario, pero es la educación financiera básica, la que debemos tratar de transmitir a todos los emprendedores, y es la forma en nosotros vemos el impacto de nuestras investigaciones en la sociedad”, concluyó.