Nacional

Nora Toledano, primera mexicana en cruzar los Siete Mares

Nora Toledano expresó hoy que haber cruzado los Siete Mares debe tener un impacto en la comunidad mexicana y mundial en los nadadores de aguas abiertas, con el propósito de que haya más con ese tipo de objetivos de proeza y hazaña.

Ella regresó hoy de Nueva Zelanda, donde el sábado anterior cruzó a nado el Estrecho de Cook, para completar los Siete Mares, algo que solo 15 personas en el mundo lo han logrado.

Siempre tuve la confianza en que todo estuviera en mis manos lo iba a ser bien, porque en esto está el factor de la naturaleza y eso se lo dejé a Dios, y en lo que fue mi preparación confié mucho porque entrené muy fuerte para este último mar”, expresó en el aeropuerto internacional capitalino.

Dijo que “todavía no me cae la grandeza de la dimensión de lo realizado, pero la verdad es un logro personal muy importante y para la natación de aguas abiertas en el país y a nivel mundial, porque soy la catorceava persona en el mundo que logra cruzar los Siete Mares”.

Ella y Mariel Hawley lograron el sábado anterior cruzar el Estrecho de Cook en Nueva Zelanda, por lo cual ya son tres de México quienes han logrado la proeza de los Siete Mares, porque antes lo hizo Antonio Argüelles.

Ser una de esos 15 nadadores que hemos cruzado los Siete Mares me da muchísimo orgullo. Para mí es un logro muy importante y no sé cuánto puede impactar, pero sé que en mi comunidad de nadadores de aguas abiertas sí va tener un impacto importante.

Compartió que por ahora no ha recibido ninguna felicitación del presidente de la República o de la titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade). “A la mejor está tan reciente que no se han enterado, vengo llegando a México y no sé qué tanto se ha escuchado de mi proeza y hazaña”.

Agregó que “lo más importante es el reconocimiento de mis colegas, familia y amigos y para mí misma la satisfacción de haber alcanzado este logro”.

Para mí era muy importante lograr los Siete Mares, pues tener el orgullo de ser la primera mujer mexicana y latina en tener esta proeza, porque no solo fue entrenar físicamente, sino también mental, y solventar la parte económica gracias al apoyo de mis patrocinadores”.

Agencias