Nacional

Prevalece obra irregular en edificio dañado por 19S

Nuevos estudios que se realizaron al multifamiliar Tlalpan 550 –que fue afectado tras el sismo del 19 de septiembre– avalaron que la reconstrucción que se lleva a cabo actualmente se realiza sin los dictámenes requeridos y sin análisis de mecanismos de suelo.

De acuerdo con lo dicho por la arquitecta Fernanda Martínez, quien realizó los estudios al edificio en colaboración con la Comisión de Reconstrucción, existen al menos ocho dictámenes que no se ejecutaron para iniciar los procesos de reedificación; sin embargo, la obra continúa en operación, como se comprobó en un recorrido realizado esta semana por la zona.

Reynier Álvarez, dueño de uno de los 390 departamentos del inmueble, aseguró en entrevista que es un tema de corrupción, pues se han detectado diversas anomalías. Además señaló que hay pocos avances luego de las pláticas que sostienen mensualmente con autoridades capitalinas.

“Hay un tema medio oscuro con la mecánica de suelo, de hecho no se realizó el estudio otra vez, es uno de los pendientes, pues dijeron que no era necesario. El que realizó el dictamen fue el arquitecto Rodolfo Valles Mattox, pero lo hizo muy simple, por lo que nosotros pagamos otro con el arquitecto Luis Miguel Hierro Bohigas, el cual nos costó 840 mil pesos, pues el de Valles Mattox estaba muy escueto, no puso fallas como la falta de escaleras de emergencia”, señaló.

FALTA DE DICTÁMENES

En el documento emitido por la arquitecta Fernanda Martínez, quien fue designada por César Cravioto, comisionado para la Reconstrucción, para la revisión del inmueble, detectó una serie de anomalías que documentó en un escrito entregado a la Comisión, luego de realizar un recorrido en el inmueble acompañado por integrantes del Colegio de Ingenieros Civiles de México.

En dicho informe se menciona la falta de planos arquitectónicos de estado actual, de rehabilitación, de ingenierías, de instalaciones, de mecánica de suelo y estudios complementarios, así como dictámenes de elevadores, de instalaciones y la presentación de los avances físicos y financieros.

Además de esto, Álvarez señala que Valles Mattox es el proyectista y también corresponsable de la obra, cuando en el reglamento de construcción del 15 de diciembre 2017 prohíbe esta situación.

“Avalar el proyecto estructural de la edificación en conjunto con los especialistas auxiliares (y) en ningún caso el corresponsable de un edificio podrá ser el proyectista del mismo”, dicta el Artículo 39 en el inciso D de la Gaceta Oficial de la Ciudad de México.

NOS INSPIRA MUCHA CONFIANZA

Renato Berrón Ruiz, director General del Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México (ISC-CDMX), aseguró que la obra cuenta con todos los dictámenes y confirmó que el corresponsable de la obra es Rodolfo Valles Mattox, quien dijo es uno de los mejores estructuristas del país y “nos inspira mucha confianza”.

“Este edificio (Tlalpan 550) tiene su cédula de inspección rápida y hay dictamen, incluso fue uno de los primeros inmuebles atendidos tras el sismo del 19S. Lo que yo veo es que los vecinos exigen un tema de claridad en los gastos, no de estructura.

Sobre el dictamen que emitió posteriormente el ingeniero Clemente Buitrón que alerta sobre daños en el cubo del elevador, Berrón mencionó que es normal que se encuentren desperfectos conforme avanza el proyecto de reconstrucción.

“El reglamento de construcciones de la Ciudad de México indica que son responsables de la reparación los propietarios del inmueble; sin embargo, como un gesto de solidaridad intervienen las autoridades capitalinas, pero realmente los responsables de la reparación son los dueños del edificio”, puntualizó.

Agencias