Política

Quién es Alejandro Alito Moreno ganador de elección del PRI

Alejandro “Alito” Moreno será el encargado de reflotar esta formación política tras ganar de manera contundente en unas primarias en las que se denunciaron algunas irregularidades.

“Moreno representa la cohesión de la élite priista que detenta los cargos públicos más importantes. Es la continuidad de la estructura priista”, dijo el coordinador del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Khemvirg Puente.

Con toda probabilidad, el próximo miércoles el partido oficializará la victoria de Moreno (Campeche, 1975), quien durante todo el proceso ha tenido el apoyo de la cúpula del partido y de la mayoría de gobernadores priistas.

“Estaremos a la altura de los desafíos y los grandes retos que tenemos por delante; los superaremos trabajando juntos”, expresó Moreno tras conocerse los resultados preliminares que le dieron un 84,5 % de los votos de la militancia en las primarias de este fin de semana.

Sin embargo, su contrincante Ivonne Ortega, exgobernadora de Yucatán, denunció “una elección inequitativa y con graves irregulares” tras obtener el 7,9 % de los votos de la militancia.

“La cúpula del partido recurrió a las prácticas más deshonestas”, dijo Ortega, quien denunció que hubo quien votó dos veces y que a representantes de su candidatura se les prohibió estar presentes en algunos centros de votación.

Puente señaló que estas irregularidades son el “sello de la casa” del PRI y que todos sus líderes, incluida Ivonne Ortega, saben que se aplican “prácticas antidemocráticas” para lograr el poder.

El antaño hegemónico PRI atraviesa la crisis política y de credibilidad más profunda desde que fue fundado en 1929 por Plutarco Elías Calles, uno de los líderes de la Revolución mexicana que acabó con la dictadura de Porfirio Díaz en 1911.

El partido que durante siete décadas controló por completo la política mexicana es actualmente una formación reducida a tercera fuerza en el Congreso, ya no ostenta la Presidencia del país y solo conserva el poder en 12 de los 32 estados.

Para superar esta situación, el partido ha optado por una opción continuista, encarnada por Alejandro Moreno, un político crecido y formado en el seno del PRI.

“Es un político relativamente joven pero con amplia experiencia en el partido. Las élites lo han impuesto para defender sus feudos de poder”, contó Puente.

Conocido como Alito, se afilió al partido en 1991, con tan solo 16 años, durante el mandato del priista Carlos Salinas de Gortari, quien asumió la presidencia de México en 1988 entre acusaciones de fraude electoral.

Licenciado en Derecho, Moreno tuvo una carrera meteórica en el PRI, puesto que dirigió las juventudes del partido, el Frente Juvenil Revolucionario y en 2003 ganó un escaño en la Cámara de Diputados de México, que ocupó hasta 2006.

Entre 2006 y 2011 ocupó un asiento en el Senado mexicano, siendo el legislador más joven del PRI, mientras que entre 2012 y 2015 regresó a la Cámara de Diputados.

Durante su etapa como diputado federal, logró hacerse con el liderazgo del PRI en el suroriental estado de Campeche, su tierra natal.

Desde este puesto, dio el salto a la política estatal y en 2015 se convirtió en el gobernador de Campeche tras ganar los comicios con el 40,5 % de los votos, cargo que dejó el pasado junio para contender por el liderazgo nacional del PRI.

Alejandro Moreno es aficionado al fútbol, se casó en 2012 con Christelle Castañón y tiene tres hijos.

Se declara admirador del priista Enrique Peña Nieto, presidente de México entre 2012 y 2018, aunque tiene una buena relación con el actual mandatario del país, Andrés Manuel López Obrador, de Morena.

Agencias