Nacional

Senadores alertan a Segob por Ley Bonilla

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, aseguró que es inconstitucional la Ley Bonilla, mediante la cual se amplió de dos a cinco años el mandato del próximo gobernador de Baja California, el morenista Jaime Bonilla.

Al comparecer ante el Pleno del Senado, la titular de la Segob dijo que la dependencia a su cargo no se entrometerá en los asuntos locales, pero dejó en claro su postura ante los legisladores de todas las bancadas.

La llamada Ley Bonilla es, en mi opinión, inconstitucional. No he cambiado de opinión, punto, la sostengo, afirmó.

Aclaró que la controversia debe resolverla la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Antes, Beatriz Paredes, del PRI, puso el tema a discusión y señaló la responsabilidad de la Segob de preservar el Pacto Federal, pues dijo que había un tufo separatista en el asunto.

No vayamos a permitir las tentaciones de propósitos separatistas con un gobernadorcito que puede creerse un pequeño Presidente, dijo Paredes.

La priista acusó que el anterior Congreso de Baja California actuó de forma irresponsable y corrupta al aprobar con votos del PAN y Morena una modificación a la Constitución local para extender el periodo de mandato del senador con licencia Jaime Bonilla, quien fue electo por un periodo de dos años.

Incluso, Paredes Rangel reprobó el atrevimiento ilimitado del morenista, pues pretende someter a consulta ciudadana si es procedente o no su ampliación de mandato.

Al responder, Olga Sánchez Cordero dijo que suscribía todo lo dicho por la senadora del PRI.

Durante la comparecencia, que transcurrió de forma tersa, las legisladoras Kenia López (PAN), Verónica Delgadillo (MC), entre otros, cuestionaron las atribuciones que se dieron a la Secretaría de Relaciones Exteriores para atender con Estados Unidos la crisis migratoria.

Olga Sánchez Cordero fue enfática desde su primera intervención: La política migratoria es y seguirá siendo parte de la política interior, a cargo de la Secretaría de Gobernación.

Recordó que este año surgió una coyuntura en la que el mandatario estadounidense, Donald Trump amenazó con imponer aranceles a México si no contenía el flujo migratorio que proviene de Centroamérica.

En ese contexto, el presidente Andrés Manuel López Obrador conformó en junio una comisión intersecretarial a cargo del canciller Marcelo Ebrard, para atender el tema.

La coordinación de acciones a través de una comisión intersecretarial es la respuesta del gobierno de México a una coyuntura singular, aclaró Sánchez Cordero, y añadió que la relación con la cancillería es cordial.

 

 

 

 

AGENCIAS