Salud

Síntomas de la esquizofrenia; aparecen entre los 16 y 30 años

La esquizofrenia no es un trastorno de identidad disociativo, sino un trastorno grave del neurodesarrollo que dura toda la vida

CIUDAD DE MÉXICO.

La esquizofrenia no es un trastorno de identidad disociativo, sino un trastorno grave del neurodesarrollo que dura toda la vida y afecta la forma de pensar, de comportarse y de sentirse de quienes lo padecen.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Mental de EU (NIMH en inglés), los signos y los síntomas de la esquizofrenia suelen aparecer entre los 16 y 30 años, con menor frecuencia aparece en la niñez. Además, se dividen en tres categorías:

 

1. Síntomas positivos

Implican un exceso o distorsión de las funciones normales. También se definen como comportamientos adicionales que, para algunas personas son ocasionales y otras los desarrollan de manera frecuente, incluso se estabilizan con el tiempo. Algunos pueden ser graves e incluyen:

Alucinaciones: es cuando una persona puede ver, oír, oler e incluso saborear cosas que no son reales. Algunas son capaces de escuchar voces, por lo general, los familiares y amigos de la persona con esquizofrenia no se dan cuenta de este comportamiento hasta mucho tiempo después.

Delirios: es un síntoma específico de las personas que creen en cosas o situaciones inexistentes. A veces tienden a creer que están en peligro o que los demás a su alrededor tratan de lastimarlos.

Trastornos del pensamiento: ocurre cuando una persona tiene formas extrañas o ilógicas de pensar. Es decir, pueden tener problemas para organizar sus ideas y pueden dejar de hablar en medio de un pensamiento o inventar palabras sin sentido.

Trastornos del movimiento: en este caso, las personas exhiben movimientos corporales anormales. Puede repetir ciertos movimientos una y otra vez, lo que se conoce como estereotipias o pueden dejar de moverse o de hablar por algún tiempo; a este estado se le conoce como catatonia.

 

2. Síntomas negativos

Implican una disminución o pérdida de las funciones normales, esto es la abstinencia social que se caracteriza por tener cierta dificultad para mostrar emociones.

Los pacientes con este tipo de síntomas requieren ayuda con las tareas diarias y sobresalen los siguientes: hablar con voz apagada o baja, falta de expresión facial, dificultad para sentir felicidad, problemas para planificar y mantener una actividad, hablar muy poco con las personas, entre otros.

Usualmente, los síntomas negativos son más difíciles de reconocer como parte de la enfermedad y pueden confundirse con otros trastornos como la depresión.

 

3. Síntomas cognitivos

Estos son difíciles de ver, pero pueden dificultar que la persona mantenga un trabajo o se cuide ya que, el nivel de la función cognitiva es uno de los principales indicadores de la capacidad que tiene una persona para mejorar su funcionamiento general.

Por lo común, estos síntomas se detectan cuando los especialistas realizan pruebas específicas y comprenden lo siguiente: dificultad para procesar información para la toma de decisiones, problemas para usar información inmediatamente después de aprenderla y dificultad para prestar atención.

Existen algunos factores que pueden causar esquizofrenia como la genética, vivir en la pobreza o en entornos estresantes, la exposición a virus o problemas nutricionales antes del nacimiento y perturbaciones en las estructuras, función o química del cerebro.

El tratamiento se basa en fármacos antipsicóticos y tratamientos psicosociales. Es importante mencionar que, un paciente no debe dejar de tomar sus medicamentos sin antes consultar con un médico pues la interrupción repentina de la medicación podría empeorar los síntomas de la enfermedad.

Agencias