Salud

Tener deficiencia de vitamina A podría ocasionarte ceguera nocturna

No en vano se dice que el ser humano necesita al menos trece vitaminas para poder estar sano. La A, D, E y K son liposolubles, y el resto, hidrosolubles.

En el caso de las liposolubles estas se pueden disolver en grasas y aceites y las hidrosolubles en agua.  Por eso hoy hablaremos de la vitamina A.

La misma se puede conseguir en productos de origen animal como carne, pescado, aves, productos lácteos y en  frutas y verduras. También la puedes encontrar en suplementos dietéticos.

Hablemos de sus beneficios

  • Consumir vitamina A te ayuda entre otras cosas a la formación y mantenimiento de los dientes, tejidos blandos y óseos.
  • Si quieres tener una excelente visión te ayuda a garantizarla especialmente ante la luz tenue.
  • Asimismo es vital para tener un embarazo y lactancia saludable.
  • Si queres prevenir el acné es una excelente opción para consumirla con frecuencia.
  • Favorece la producción de espermatozoides y contribuye al ciclo reproductivo femenino.

A continuación te compartimos una lista con las otras fuentes de vitamina A para que la agregues a tu alimentación diaria:

  1. Aceite de hígado de bacalao
  2. Huevos
  3. Cereales de desayuno fortificados
  4. Leche descremada fortificada
  5. Frutas de color naranja y amarillo
  6.  Brócoli, la espinaca y la mayoría de las hortalizas de hoja verde

Sin embargo, todo tiene su límite por eso si recibes mucha vitamina A puede causarte intoxicación aguda. Esto ocurre cuando un adulto toma regularmente más de 25,000 UI al día.

Los bebés y los niños son más sensibles a la vitamina A. Pueden enfermar después de tomar dosis más pequeñas.

Te detallamos qué cantidad debes tomar de vitamina A según tu edad.

Bebés (ingesta promedio):

0 a 6 meses: 400 microgramos por día (mcg/día)
7 a 12 meses: 500 mcg/día

Niños (RDR):

1 a 3 años: 300 mcg/día
4 a 8 años: 400 mcg/día
9 a 13 años: 600 mcg/día
Adolescentes y adultos (RDR):

Hombres de 14 años en adelante: 900 mcg/día. Mujeres de 14 años en adelante: 700 mcg/día (en mujeres de 19 a 50 años, 770/mcg/día durante el embarazo y 1,300 mcg/día durante la lactancia)

Con información de MedlinePlus.