El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Seguridad y Proteccion Ciudadana, y el Gobierno del Estado de Tamaulipas, informan que se está trabajando de manera coordinada y coadyuvante, respecto al caso de las 22 personas, probablemente migrantes, que fueron obligados a descender de un autobús de pasajeros el pasado jueves 7 de marzo en las proximidades de la ciudad de Reynosa.

Ambos gobiernos, mediante sus instituciones y corporaciones de seguridad han desplegado acciones para su búsqueda, tanto en territorio nacional como internacional, así como para fortalecer las indagatorias derivadas de la carpeta de investigación iniciada a partir de los hechos denunciados por la empresa transportista.

En paralelo, corporaciones de seguridad federal y estatal realizan operativos de búsqueda en las inmediaciones del paraje Palos Blancos, en las proximidades del municipio de Reynosa, para tratar de localizar a las 22 personas. El día de ayer, 13 de marzo, se puso en marcha el “Operativo Búsqueda en Vida Tamaulipas” en el cual participan la Secretaría de la Defensa Nacional, la Policía Federal, la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, la Policía Estatal, la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas y la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas.

Hoy 14 de marzo inició el operativo Telurio a cargo de la Policía Federal para la revisión de transporte federal de pasajeros con objeto de disuadir que sean usados autobuses para el tráfico de personas, en este caso migrantes.

Es pertinente reiterar que al momento no hay denuncias de familiares de alguna de las 22 personas, ni en México ni en el extranjero, elemento que contribuye a reforzar la hipótesis de que se trata de migrantes.

El Gobierno de México y el Gobierno de Tamaulipas subrayan que hay un trabajo coordinado no sólo en este caso sino en la atención y disuasión de la problemática migratoria, a través de operativos e investigación de los asuntos que de ello deriven.