Sin categoría

Tras enterarse que prometido la estaba engañando, novia se venga en el altar

Susan y Alex ya llevaban seis años juntos, él le pidió que se casaran. ¡no se lo pensó ni un momento y dijo que sí! No podían esperar hasta que finalmente llegara su gran día, pero todo salió diferente. Después de que Alex se arrodillara para pedirle a Susan que se casara con él, todos los planes de boda se pusieron sobre papel hasta el último detalle.

Se acercaba una hermosa gran boda, todo fue planeado para que fuera un día memorable. Después los amigos se organizaron para una despedida de soltero con su la futura novia y otras amigas. Susan disfrutó inmensamente la noche y se dio cuenta de lo afortunada que era por contar con las personas que la rodeaban. Se fue a dormir por que se acercaba el mejor día de su vida.

Antes de ir a la cama el teléfono de Susan emitió un sonido, lo miró de inmediato y vio que era de un número desconocido. Se trataba de varias fotos de Alex en la cama con otra mujer, además de estas fotos, el desconocido también envió capturas de pantalla con conversaciones de su futuro esposo, en las que declaraba su amor a su amante.

“Yo no me casaría con él, ¿tú sí?”.

Con un nudo en la garganta se aguantó y dejó de llorar solo estaba planeando como vengarse. El gran día había llegado y las damas de honor se despertaban y comenzaban a prepararse para la boda. Pero Susan estaba totalmente destrozada y no podía dejar de pensar en los mensajes que le mandaron solo se preguntaba si tenía que seguir con la boda.

Aunque sabía lo que quería hacer, ahora le parecía una eternidad hasta que llegara el momento en el altar. La novia estaba súper nerviosa y aún Alex no se dejaba ver. Estaba lista para llevar a cabo su plan. Al caminar hacia el altar y estando frente a Alex, ella mantenía el velo algo subido, por lo que él no vio directamente que estaba llorando.

Al principio Alex estaba confundido cuando vio sus lágrimas. Le preguntó a Susan por qué lloraba y trató de consolarla.

Estando allí, frente a su familia y amigos, Susan simplemente siguió adelante con su plan. De repente, sacó su teléfono y les mostró a todos la foto que había recibido la noche anterior. “Hoy no habrá boda”, comenzó Susan, y pasó a leer el texto de los mensajes. La gente estaba en shock, pero todavía no había terminado …

Susan luchó por controlarse mientras leía los mensajes a la gente. Y justo cuando casi había terminado de leer los mensajes, Alex decidió salir deprisa. Su testigo salió corriendo con él. Susan mantenía la calma, y cuando terminó de leer los mensajes, la gente la aplaudió.

Su familia y las damas de honor se acercaron para consolarla y le dijeron que estaban orgullosos de lo que había hecho. Susan se había mantenido fiel a sí misma y su honestidad también se volvió viral en internet.

 

 

AGENCIAS