La venta del órgano se realizó en 2011 tras una operación clandestina; siete años después, el joven sufre serios problemas de salud y pasa los días en cama

CIUDAD DE MÉXICO

Hay gente que hace de todo con tal de aparentar una lujosa vida aunque la realidad sea todo lo contrario.

Recientemente se dio a conocer que un joven chino de apellido Wang en 2011 vendió su riñón derecho para poder comprar un iPhone y un iPad.Lamentablemente, hoy sufre serias consecuencias de salud.

De acuerdo con información revelada por Huffington Post, el afectado tenía 17 años cuando decidió hacer el trueque en el mercado negro.

El entonces adolescente deseaba tener los lujosos dispositivos para demostrar en la escuela que ‘estaba a la moda’, sin embargo, sus padres no tenían los suficientes recursos para comprarlos.

En la plataforma china QQ encontró 3 intermediarios y viajó a Hunan para la operación clandestina.

El menor recibió 3 mil 200 dólares, el 10 % del beneficio total, y se compró de inmediato un iPhone 4 y un iPad 2. Sus padres descubrieron todo cuando vieron que poseía estos dispositivos y le preguntaron con qué dinero los había adquirido.

La madre denunció el caso a la Policía, y posteriormente los tres intermediarios y dos médicos fueron condenados a prisión.

La salud del joven se deterioró seriamente: sufre de insuficiencia renal y está prácticamente discapacitado. Además, se informa que el joven pasa todo el tiempo en cama y necesita del cuidado permanentede su familia. Además, tuvo que dejar sus estudios y vive de subsidios sociales.